PROFESORAS

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Proposiciones Incluidas Adjetivas (PIAdjs o PIAs)

Proposiciones Incluidas Adjetivas (PIAdjs o PIAs)

Para entender la naturaleza de estas proposiciones, analicemos su nombre.  
Proposición: sabemos que la oración es la unidad mínima de lenguaje que puede tener un sentido. Por lo tanto, decimos que ella posee “autonomía sintáctica”. Ejemplo: “Llueve” o “Juan lee”. 
A diferencia de las oraciones, las proposiciones no tienen autonomía y, por lo tanto, dependen de una oración mayor. No puede decirse, por ejemplo “que toca la batería” (proposición “suelta”, que no forma parte de una oración mayor) porque este enunciado no tiene sentido. Sí puede decirse, en cambio, “Iván es el chico que toca la batería” (acá la proposición forma parte de una oración mayor)
Incluida:
Adjetiva: significa que cumplirá todas las funciones sintácticas que son capaces de cumplir los adjetivos (modificador directo de un sustantivo núcleo de cualquier construcción - que pueda estar tanto en el sujeto como en el predicado-  predicativo subjetivo y núcleo de predicado no verbal nominal) y, por lo tanto, que puede ser reemplazada por un adjetivo.

Las proposiciones adjetivas van encabezadas por pronombres relativos que remiten inmediatamente a un “antecedente” -siempre sustantivo-. Estos encabezadores –sintácticamente denominados “relacionantes”- van a cumplir una función sintáctica dentro de la proposición y son: que, quien/es, cual/es: con función sustantiva; donde, como, cuando: con función adverbial y cuyo-a/s: con función adjetiva (todos ellos se escriben sin tilde).
Ejemplos: El chico que tiene rastas vive en Moreno // El cajón donde dejaste el sobre está cerrado con llave // La manera como se comportó fue desagradable // Ese local tiene computadoras cuyos teclados están todos rotos // (Lo marcado en negrita son los antecedentes sustantivos de las piadjs y sus respectivos relacionantes. El caso de “cuyo-a/s” merece una explicación aparte)

Relacionante
Matiz semántico
Función sintáctica en la proposición
Que
Sustantivo
Sujeto, OD, Circunstancial, etc.
Quien/es
Sustantivo (con rasgo animado)
Sujeto, OD, etc.
Cual/es
Sustantivo
Sujeto, OD, Circ., etc.
Donde
Adverbio (rasgo de lugar)
Circunstancial de lugar
Como
Adverbio (rasgo de modo)
Circunstancial de modo
Cuando
Adverbio (rasgo de tiempo)
Circunstancial de tiempo
Cuyo-a/s
Adjetivo (rasgo de posesión)
Modificador directo de un sustantivo

























No reconocer adecuadamente las proposiciones ni la naturaleza de sus encabezadores lleva, muchas veces, a cometer errores tanto orales como escritos. Veamos cómo pueden ser esos errores.


Error 1 “Antecedentes y relacionantes tienen distintos matices”: “Los sábados, donde realmente descanso, suelo ir al Tigre”.
El error está en que la naturaleza del antecedente y la del relacionante son distintas. El primero tiene un matiz temporal y el segundo, un matiz espacial. Corregimos la oración reemplazando el relacionante con idea de lugar por otro que dé idea de tiempo: “Los sábados, cuando realmente descanso, suelo ir al Tigre”.

Actividad 1: Corregir la siguiente oración y aclarar el error que posee: Alex entra a la casa pensando que F. Alexander no lo reconocería de la primera vez, que fue donde había maltratado a su esposa y a F. Alexander.”  

Error 2 “Orden de palabras”: “Nos pareció un hecho sobrenatural cuando su hermana sale de la tumba que supuestamente estaba muerta”
Las PIAs deben colocarse inmediatamente después del sustantivo al que modifiquen porque, si se las coloca después de otro sustantivo –diferente del que ellas hacen referencia-, resultan oraciones mal formadas o confusas. ¿Cómo corregimos la oración? Cambiando de lugar la proposición. Resultado: “Nos pareció un hecho sobrenatural cuando su hermana, que supuestamente estaba muerta, sale de la tumba”

Actividad 2: Leer atentamente las siguientes oraciones. Aclarar por qué están mal formadas –qué es lo que causa confusión-. Corregirlas tomando como modelo la explicación anterior. En los casos que sean posibles, proponer más de una versión correcta. (Si es necesario, se pueden agregar signos de puntuación)

1) Una chica nueva vino hoy a mi colegio que parece estudiar mucho
2) Laura y su mamá que tiene quince años están preparando la fiesta
3) En el minuto 40 los chicos salen corriendo cuando suena el recreo
4) La biblioteca tiene un ejemplar de “El guardián entre el centeno”, donde Lucas guarda todos sus libros favoritos en prolijo orden alfabético
5) La tía les contaba cuentos a los chicos que tenían moraleja
6) El jardinero cortó las ramas de los árboles que estaban secas.

Error 3 “Falta de concordancia en género y/o en número entre el relacionante y su antecedente” (siempre y cuando el relacionante sea invariable): Leé con atención los siguientes ejemplos “El padre reta a la niña, el cual llora” // “Él es el abogado a quienes todos contratamos” // “Salinger escribió novelas cuyas personajes poseen interesantes perfiles psicológicos”, etc.
Como el relacionante remite a su antecedente sustantivo, en caso de que el primero sea variable en género y/o en número, está obligado a concordar con su antecedente en estas categorías.

Actividad 3: a) Corregir las oraciones anteriores y explicitar el error gramatical que se produce en cada una de ellas (ser específicos en las categorías morfológicas de género y número en cada caso)
b) Observar y responder ¿cuál de los relacionantes no está obligado a concordar con el antecedente? ¿Por qué razón? (consultá el cuadro de relacionantes como ayuda y explicalo con tus palabras)
c) Escribir oraciones con las siguientes estructuras
1) Un relacionante invariable en género, plural y cuyo antecedente sea animado (sea un ser vivo).  
2) Un antecedente sustantivo inanimado en femenino plural con un relacionante plural.   
3) Un relacionante “cuyas” con un antecedente masculino singular.  

Error 4: “Que su” o “que sus” en lugar de “cuyo” y sus variantes (cuyo-s/a/as)  
Como ya vimos anteriormente, existe un relacionante que –como todo relacionante- nos da la posibilidad de abrir una proposición adjetiva y además expresa idea de posesión, por eso mismo, se comporta como modificador directo -modificando al sustantivo que le sigue- cuando se analiza la proposición por dentro. Ese relacionante es “cuyo” (con sus variables morfológicas en género y número). Como existe esta palabra –y el sistema de la lengua tiende a usar la menor cantidad posible de palabras- es erróneo utilizar “que su”  o “que sus” cuando se quiere abrir una adjetiva y dar idea de posesión. Veamos algunos ejemplos erróneos, y corrijámoslos.
Tengo un alumno que su apellido es como el de mi escritor favorito (error) // Tengo un alumno cuyo apellido es como el de mi escritor favorito (correcto). // Mi prima vive en una casa que sus muebles son de madera (mal) // Mi prima vive en una casa cuyos muebles son de madera (bien).
El error también suele aparecer cuando es necesario incluir una preposición en la piadj. Por ejemplo:
Vimos una puerta blanca, que sobre su marco se leía la palabra “Internación” (error) // Vimos una puerta blanca, sobre cuyo marco se leía la palabra “Internación” (bien)

Actividad 4: corregir las siguientes oraciones en la carpeta (sí o sí en la carpeta)

1) Entramos a la casa, que bajo su alfombra tenía las llaves
2) La vecina tiene hijos que sus conductas son ejemplares
3) La madre de Nahuel vio el boletín del hermano, que sus notas eran muy bajas
4) Aquella noche también estaba presente J. D. Salinger, que de sus obras habíamos estado hablando mi amigo y yo hacía pocos minutos.
5) La novela tiene historias que sus intrigas me atrapan cada vez más.  
6) Hay un Cyber acá a la vuelta que sus monitores y teclados son un desastre, mejor vayamos a otro.  
7) Y justo llegó él, que sobre sus papelones nos habíamos estado riendo toda la noche.
8) Escribe oraciones que sus temas son densísimos y poco graciosos.  
9) Constantemente cuenta anécdotas que sus protagonistas son siempre idiotas
10) El chico que de su extremada timidez te hablé tanto me escribió el otro día en Facebook
11) Un periodista que su muerte lamenté tenía una revista que su nombre era muy gracioso.
12) Él tenía un hermano que su apodo era Ringo.
13) En el barrio hay un perro que su nombre es Míster T.  

Error 5: Falta de preposición o uso de preposición erróneo en el principio de la PIAdj: 
Muchas veces, el relacionante cumple dentro de la piadj. una función sintáctica que va precedida de una preposición. Veamos el siguiente ejemplo: La casa en la que nací era inmensa. Si nosotros analizamos por dentro la proposición adjetiva “en la que nací”, veremos que “en la que” cumple la función de complemento circunstancial de lugar. Por lo tanto, sería erróneo decir “La casa que nací era inmensa”.


Actividad 5 A) Leer los siguientes ejemplos y corregirlos, aclarando en qué consisten cada uno de los errores:

1) Vladek es un señor mayor, que su enfermedad del corazón y el suicidio de su ex mujer lo afectaron emocionalmente.
2)  No me entra en el cerebro que haya gente tan malvada, tal vil, que no le importe nada.
3) Me pareció raro que Vladek se vuelva a casar con alguien si amaba tanto a su esposa y con una persona que al parecer no se llevan bien y no la soporta.
4) Me quedo con mi curso de tejido y crochet, que la paso bomba.


5 B) Completar los siguientes textos con los encabezadores que correspondan. En algunos casos será posible pensar en más de un encabezador correcto (no seas vago/a, agregá todas las opciones posibles) y será necesario agregar preposiciones y/o artículos.


 Texto 1: Mi cajonera, _____________________ cajones son muy pequeños, contiene muchos recuerdos.
El modo __________________________ se ve en mi habitación es maravilloso.
El tercer anaquel, ___________________________ creo haber guardado el tesoro, está cerrado con una llave, ____________________________ llevo conmigo todo el tiempo.
El cajón ______________________ tiene pintura dorada nunca se pudo abrir. El mago, _______________________ sabe todos mis secretos, tampoco pudo.
En el minuto 25 de las 3 horas, _______________________ desperté sobresaltada, el cajón dorado ya no estaba.
Espero que vuelva.

Texto 2: Mi tío Jacinto _______________ sexualidad era dudosa, vino de visita a casa. La habitación _________________ dejaba su ropa estaba toda ordenada, porque mi hermano, _____________________ tuvo el día libre, se ocupó de su limpieza.
También vino mi vecina Rosa, _______________________ integramos rápidamente a la familia.
Recordamos viejos tiempos, como cuando éramos pequeños y el tío nos enseñaba a andar en bicicleta. La manera ____________________________lo había hecho, recordamos todos, había sido muy agradable.

Texto 3: Julio era un chico____________________________ todos quisimos mucho. Lo conocimos en el verano del 2003, durante _____________________________ hizo un calor nunca antes registrado. Con mis amigos íbamos a la quinta de los padres de Laura, _____________________________ comodidades nos atraían muchísimo: aire acondicionado, pileta, sala ping pong y de cine. Las puertas de ese increíble lugar siempre estaban abiertas para nosotros, _____________________________ tratábamos de ir cada fin de semana. Y allí, en ese lugar ___________________________ nos divertíamos tanto, el tiempo siempre parecía pasar demasiado rápido. Nunca queríamos volver a nuestras casas, ____________________________ habitaciones nos parecían, después de cada fin de semana, demasiado pequeñas; y sus comodidades, demasiado poco cómodas.
Pero les iba a hablar de cómo conocimos a Julio ¿no? Él era un primo de Laura que venía de visita a Buenos Aires sólo por tres semanas. Nos dimos cuenta de que era de Santiago por la manera __________________________ hablaba, con ese acento que a mí siempre me había gustado tanto. En seguida nos contó cómo era el lugar _________________________ había nacido y vivido durante toda su vida, y nos confesó, con una tierna timidez, que la ciudad lo asustaba un poco: “los sábados a  la tarde, -decía- ______________________________ todo el mundo sale a la calle a comprar desquiciadamente, prefiero ir a un parque _____________________________ se pueda tomar sol o a un cine, ___________________________________ realmente me suelo sentir tranquilo”.
Julio hablaba poco, pero cuando lo hacía, siempre era para confesar algo íntimo. En otra oportunidad, un domingo, __________________________________ ya nos habíamos aburrido de mirar la tele, bañarnos en la pileta, tomar mate y jugar al ping pong, nos contó cómo había elegido convertirse en buzo. Así fue como habló aquella tarde:
“Ya desde que era pequeño, en mi mente, ________________________________ se formaban los más extraños pensamientos, siempre había un lugar para la bondad.
Si bien la manera__________________________________ caminaba era algo extraña, nada había en mí que hiciera dudar de su normalidad, la __________________________ estaba garantizada por mi correcto comportamiento. Siempre ignoré por qué mis padres, ________________________________hábitos domésticos resultaban sin duda excéntricos, me prohibían terminantemente realizar ejercicios gramaticales y literarios.
Quizá por eso yo soñaba frecuentemente con peces ___________________________ analizaban oraciones, _______________________________se caracterizaban siempre por ser muy extensas. Quizá por eso decidí convertirme en un buzo experto, y sondear las profundidades del mar”.

Texto 4: El vecino, _____________________ come milanesas con puré, me preguntó si su mujer, ______________________________ no come papas, había estado en mi casa.
Yo le dije a Miguelito que no, ______________________________ se mostró muy sorprendido. Al parecer, su mujer había salido de la casa a las 12:40 hs, _______________________ le dijo apurada que vendría a mi casa a preguntarme algo, pero eran las 14. 30 y todavía no regresaba. Sin embargo, yo estuve todo el día en mi hogar y en ningún momento escuché el timbre.
 Le dije a Miguel que seguramente ella había ido al local _________________________________ trabajaba con su hijo, para ordenar un rato, y que tal vez a la noche pasaría por mi casa. Él me volvió a insistir con que lo que ella me quería decir era urgente, tanto que no se lo quiso contar  ni a él.
Yo estaba muy cansado en ese momento, entonces eché a Miguel de mi casa para poder dormir. La manera ________________________________ le pedí que se retirara no fue muy buena, pero estaba agotado. Como había pensado, la mujer, Carola, vino a la noche. Sin embargo, la pregunta que traía para mí me tomó de sorpresa. Y es que Miguelito, ____________________________ futuro (ahora que sucedió esto) veo triste y solitario, la engañaba con varias mujeres (…)
5) C): ¿Qué pasará entre Carola y nuestro protagonista? ¿Cómo terminará Miguel? Continuá el texto número n° 2 con tres párrafos en los que aparezcan, bien usados, todos los relacionantes estudiados encabezando proposiciones incluidas adjetivas.  

Error 7: La falta de cohesión y las proposiciones adjetivas
Las proposiciones adjetivas sirven para ampliar oraciones, para dar más información. Bien usadas, las PIAs son un buen recurso para evitar la falta de cohesión en los textos. Por ejemplo, el siguiente texto: “Mi amigo se llama Matías. Matías estudia matemática. Matías toca el bajo. Matías me dijo que Leo gustaba de mí. Leo es amigo de Matías”. Puede transformarse en: “Mi amigo Matías, que estudia matemática y toca el bajo, me dijo que su amigo Leo gustaba de mí”.

Actividad 7: Transformá cada par de oraciones en una sola oración con piadj. Usar más de un relacionante cuando se pueda (no seas vago/a, pensá en todas las alternativas y transcribilas en tu carpeta).  

1) Los perros son animales muy fieles. Los perros necesitan mucha atención.
2) Le dieron el premio al empleado. El empleado llegaba siempre puntual.
3) Les darían un premio a muchos empleados. Los empleados llegaban temprano.
4) Alex era un joven sin escrúpulos. A Alex le gustaba la violencia.
5) Necesito una excusa. Con esa excusa convenceré a mi madre para que me deje salir. 
6) Alexander era un escritor crítico del sistema. A Alexander le destruyeron su obra y lo golpearon.
7) El Lerdo era un amigo de Alex. El Lerdo traicionó a Alex.
8) Plaza Francia es un lugar hermoso. En Plaza Francia nos divertimos mucho.
9) Los padres de Belén son personas saludables. A los padres de Belén les encanta hacer deportes.
10) Ignoramos dónde están los amigos de Ignacio. De los amigos de Ignacio todavía no tenemos noticias.

Niveles de análisis
No obstante, no es conveniente armar oraciones que tengan una piadj. dentro de otra, dentro de otra, y así; porque este tipo de oraciones resulta difícil de comprender. Ejemplo: “La casa que tenía un jardín donde jugábamos todo el tiempo con un tobogán que estaba medio roto guarda muchos recuerdos”.

Actividad 8: Analizar sintácticamente la oración nivel por nivel y aclarar:
1) ¿Cuántas proposiciones hay en una oración como ésta?
2) Identificar relacionantes e incluyentes en cada caso
3) ¿Por qué no resulta conveniente armar oraciones como ésta?


Actividad 9:
Leer el poema de Sam Shepard que aparece a continuación y resolver las consignas que aparecen abajo

   Hombres peinándose en su coche
   Hombres mirándose el pelo en el retrovisor
   Hombres con grandes peines negros en el bolsillo de atrás
   Hombres preocupados por cómo les ven las Mujeres
   Hombres que se convierten en anuncios de Hombre

          Mujeres calzadas con botas que las obligan a cojear
          Mujeres cuidando de que sus ojos no se crucen con los ojos
                                                                       de los Hombres
   Mujeres preocupadas por cómo les ven los Hombres
   Mujeres que se convierten en anuncios de Mujer


  Esta niña que lleva un vestido verde claro y zapatillas negras
de baloncesto
  Esta niña que persigue un pedacito de celofán que vuela por un aparcamiento vacío
  Esta niña que habla con el celofán como si fuese una criatura del viento
   Esta niña que sonríe al cálido aliento tropical que le da en la espalda. No ve ninguna diferencia entre ella y el celofán. Empujados ambos por el viento. Reunidos en un mismo momento. La niña baja la vista hacia el celofán. Le habla directamente:
  -Déjame pisarte- le dice -. Quédate quieto para que pueda pisarte.

 13/01/80 Homestead Valley, California.

                                          
1) Indicar las oraciones que tienen piadjs
2) Especificar si esas oraciones son unimembres o bimembres
3) ¿Dónde aparecen las oraciones bimembres? ¿Te parece casual? ¿A qué se deberá? (Relacionar con rasgos de los personajes que aparecen descriptos en el poema)
4) Conclusión: según el “yo lírico” (es decir, la voz que se expresa en el poema) a) ¿Quién(es) actúa(n) auténticamente en el poema? b) ¿Quién(es) es/son más interesante(s), más complejo(s)? c) ¿Cómo se ve reforzada esta complejidad en el nivel sintáctico del poema?


significa que está dentro de una oración (se incluye)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada